Podem CAT. - Una eina al servei de la ciutadania

Movilización por las pensiones públicas sábado 17 de marzo

La tan mencionada Constitución Española (que está siendo utilizada para poner a gente en la cárcel por supuestamente haberla violado) dice de una manera muy clara que a los ciudadanos se les proveerá de los recursos para tener una vida digna al final de su periodo laboral, cuando se jubilen. En su artículo 50 dice: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”. Esto no solo no está ocurriendo (millones de pensionistas viven en pobreza), sino que el gobierno Rajoy ha estado tomando medidas a fin de privatizar las pensiones, beneficiando así a los intereses financieros (la banca y las compañías de seguros privados) a los que sirven, a costa de reducir la cantidad de dinero que los ancianos reciben a través de sus pensiones. El último ejemplo de ello queda reflejado en la ofensiva e insultante carta que todos los pensionistas han recibido comunicándoles que las pensiones subieron mucho menos que la inflación, con lo cual los ancianos están perdiendo capacidad adquisitiva. Y mientras tanto, portavoces del Partido Popular gobernante y de sus aliados, Ciudadanos, les están aconsejando que contraten planes de pensiones privados para complementar sus pensiones públicas, la cuales se estima perderán un 30% de su poder adquisitivo hasta el 2050 para los nuevos pensionistas. Y todo ello bajo el argumento de que las pensiones son excesivas y que no pueden sostenerse, mensaje que se repite a través de la gran mayoría de medios de información -medios que reproducen falsedades- controlados por los bancos, pues todos ellos están endeudados y actúan como sus dóciles sirvientes. 

La realidad muestra que las pensiones públicas, lejos de ser excesivas, están entre las más bajas de la Unión Europea. Dos millones de pensionistas reciben entre 600 y 646 euros al mes (menos que el salario mínimo profesional) y 4,5 millones menos de 1000 euros al mes. La gran mayoría de pensionistas pobres son mujeres que reciben pensiones (como las de viudedad) que son misérrimas: 8 de cada 10 pensionistas no contributivos son mujeres, y estas pensiones no contributivas oscilan entre 92 y 370 euros al mes, cantidades que son profundamente inadecuadas. Y el pensionista promedio recibe del Estado sólo un 63% de lo que reciben los pensionistas en la Unión Europea de los Quince, el grupo de países de semejante nivel de riqueza económica al español. España es uno de los países más ricos de Europa y sus pensiones son de las más bajas (ver el artículo de Vicenç Navarro “La falsedad de la supuesta ‘excesiva’ generosidad de las pensiones en España”, Público, 02.02.2018). 

Otra gran mentira es que los ancianos están “robando” fondos públicos de los jóvenes, intentándose crear un clima de animosidad hacia los ancianos, haciéndoles responsables de la pobreza de los fondos públicos a los infantes y jóvenes. Este ofensivo e insultante argumento quiere ocultar que España se gasta muy poco tanto en el cuidado a los ancianos como en el cuidado de los infantes y jóvenes. España es uno de los países que se gastan menos en pensiones (8% del PIB) (el promedio es 9,5%) y también en infantes y jóvenes. En realidad ya antes de la crisis se gastaba mucho menos (66.000 millones de euros) de lo que debería gastarse por su nivel de riqueza.

Y ello se debe al excesivo poder que los lobbies financieros y económicos y que las clases pudientes tienen sobre el Estado español, lo que explica que su contribución a las arcas del Estado sea mucho menor que la de sus homólogos en la Unión Europea. Y el mismo gobierno Rajoy que está recortando las pensiones, está aplicando reformas laborales, iniciadas por el PSOE y más tarde apoyadas por Ciudadanos, que están reduciendo los salarios y aumentando la precariedad, causa de que los ingresos a la Seguridad Social sean mucho más bajos de lo que sería necesario para sostener las pensiones.

España tiene los recursos para financiar unas pensiones más altas. El problema no es que no haya recursos en el país. El problema son las prioridades del gobierno Rajoy (y sus aliados de Ciudadanos) que privatizan aquellas a base de gastarse más de 60.000 millones de euros en salvar a la banca, en lugar de aumentar el gasto en pensiones y en el bienestar de las clases populares.

El sábado hay que salir a la calle protestando por lo que está ocurriendo con las pensiones. Hay que apoyar a los ancianos de este país que fueron los que lo construyeron, protestando por las políticas neoliberales que les han estado haciendo tanto daño a ellos y a ellas y a todos los demás.

e-max.it: your social media marketing partner

Etiquetes: Vicenç Navarro, Pensiones, Marea Pensionista

Imprimeix Correu-e